El 1° de mayo se celebra el Día Internacional del Trabajo en la mayoría de países del mundo, con el objetivo actual de promover los derechos humanos en el mundo laboral y reflexionar sobre el valor del trabajo humano. El mayor consenso sobre esta fecha tiene origen en un homenaje a los denominados “Mártires de Chicago” y como una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores. En otros países como Estados Unidos y Canadá se celebra, en su lugar, el Labor Day el primer lunes de septiembre. A continuación, te explicamos su historia e importancia.

¿Por qué se celebra el día del trabajo?

El día del trabajo es una fecha de reflexión y reconocimiento de los logros de la comunidad laboral. Este día resalta la importancia de la justicia laboral y el respeto de los derechos de los trabajadores así como su importancia para la economía. Es una oportunidad para reafirmar el compromiso de garantizar la justicia en las relaciones laborales y la construcción colectiva de mejores ambientes de trabajo.

A nivel nacional e internacional, el día del trabajo es una ocasión para promover la igualdad de oportunidades y el bienestar de todas las personas. En resumen, es un día importante para reflexionar sobre nuestro papel en la sociedad y el impacto que podemos tener en el mundo laboral.

El origen del Día Internacional del Trabajo

Cada año, el 1 de mayo, varios países de todo el mundo celebran el Día Internacional de los Trabajadores. Esta fecha conmemora la histórica huelga general de 1886 en Chicago, Estados Unidos, donde los trabajadores protestaron por mejorar sus condiciones laborales. En particular, una jornada laboral de ocho horas. Por ese entonces, algunas grandes fábricas en el marco de la primera revolución industrial solían tener jornadas de 12 a 18 horas diarias.

Para la década de 1860 ya se habían promulgado en Estados Unidos algunas leyes que permitían una mayor protección para los trabajadores y un reconocimiento de sus importantes contribuciones a la sociedad. Sin embargo, el incumplimiento de esa normativa dadas las necesidades del mundo industrial produjeron fuertes levantamientos de trabajadores.

El 1 de mayo de 1886: la huelga

El 1 de mayo de 1886 en Chicago miles de trabajadores se volcaron a las calles para protestar por las condiciones laborales, especialmente por la jornada laboral. Esta huelga se replicó por varias partes del país, siendo Chicago, la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos para la época, el lugar donde hubo una mayor concentración de trabajadores.

Las revueltas fueron duramente confrontadas por las autoridades provocando decenas de heridos y varios muertos. Ocho personas fueron detenidas como responsables del suceso y cinco de ellas fueron condenadas a muerte. Estos son llamados los “Mártires de Chicago”.

Este evento unió a miles de trabajadores en Estados Unidos. Muchas personas no creían que estos trabajadores fueran culpables y el juicio fue criticado por ser injusto, todo lo cual dio lugar a un movimiento internacional de conmemoración de aquel día. Luego de la Segunda Guerra Mundial, la celebración del Día del Trabajado se popularizó en el mundo. Además, en 1954, el papa Pío XII declaró el 1 de mayo como festividad de San José Obrero. En Colombia se celebra desde 1914, cuando la Unión Obrera de Colombia realizó una convocatoria en Bogotá.

La actualidad del día del trabajo

En la actualidad el Día del Trabajo tiene la finalidad específica de poner sobre la discusión pública las condiciones de las relaciones laborales en general y las necesidades del mundo del Trabajo. Lo que comenzó como una fiesta de origen socialista, hoy en día ha trascendido a un escenario mucho más amplio y diverso donde se analizan las dificultades de los trabajadores y los empresarios en la consecución de mejores condiciones laborales y de productividad.

La evolución del Día del Trabajo, así como históricamente ha sucedido en Estados Unidos y Canadá con el “Labor Day”, está encaminada a reconocer que los trabajadores y los empleadores son el motor de la economía y el sustrato de la convivencia social y la prosperidad. Luego, esta festividad, actualmente, tiene por objetivo el de promover un auténtico diálogo social como lo promulga la Organización Internacional del Trabajo.